jueves, 3 de mayo de 2012

El impulso de los norcoreanos

La Copa Desafío de la AFC disputada en marzo en Nepal ofreció a los equipos emergentes de Asia un escaparate idóneo para exhibir sus progresos. Y eso fue precisamente lo que hicieron algunos de ellos, al lograr un ascenso de dos dígitos en la última edición de la Clasificación Mundial FIFA. Encabeza la lista la RDP de Corea, que revalidó su título tras dominar el torneo de principio a fin.


Por Fifa.com

Así pues, la recompensa de los norcoreanos ha sido doble: además de obtener la clasificación automática para la
Copa Asiática 2015, los Chollima ascienden 25 posiciones (hasta la 86) en la tabla global, y son el equipo que más avanza en abril, seguidos de Turkmenistán.

La RDP de Corea acudía a la Copa Desafío con el objetivo de reivindicarse tras quedar eliminada de manera prematura en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. El conjunto que dirige Yun Jong-Su debía medirse con Japón, campeón de Asia, Uzbekistán y Tayikistán en la tercera fase clasificatoria del continente, y únicamente sumó cuatro puntos en sus cuatro primeros compromisos, un balance que lo dejó sin opciones a dos jornadas del final. De este modo, es el único de los cuatro representantes asiáticos en Sudáfrica 2010 ausente de la última ronda clasificatoria.

En el certamen anterior, hace dos años, la RDP envió un equipo reserva, repleto de jóvenes, porque el combinado absoluto estaba preparándose para la Copa Mundial de la FIFA. Y a pesar de todo acabó alzando el trofeo, tras doblegar a Turkmenistán en la tanda de penales de la final. Sin embargo, este año presentó prácticamente un once de gala en Katmandú, decidida a restablecer su prestigio.

El encargado de llevar la batuta en el mediocampo volvió a ser An Yong-Hak, que milita en el club campeón de la J.League, el Kashiwa Reysol, mientras que dos muchachos, Pak Kwang-Ryong, del Basilea suizo, y Jong Il-Gwan, mejor futbolista joven de la AFC de 2010, comandaron el ataque. El capitán Ri Kwang-Chon fue el puntal de la retaguardia, y bajo los tres palos estuvo Ri Myong-Guk, quien había protagonizado excelentes actuaciones camino de Sudáfrica 2010, cuando el equipo superó a adversarios de la talla de Irán y Arabia Saudí.

Con toda esa calidad a su disposición, la RDP de Corea se adjudicó su liguilla sin problemas, tal y como se preveía. Después de cosechar sendos triunfos por 2-0 sobre Filipinas y Tayikistán, los norcoreanos golearon por 4-0 al campeón de 2008, la India, y posteriormente endosaron otro 2-0 a Palestina que les dio la clasificación para la final, donde se enfrentarían de nuevo a Turkmenistán.

Ahí, la RDP de Corea tuvo que emplearse a fondo por primera vez, ya que recibió su primer gol del torneo transcurridos tan solo dos minutos de juego, cuando los centroasiáticos se adelantaron gracias su capitán, Berdy Shamuradov. No obstante, Jong Il-Gwan empató para los defensores del título a los 36 minutos. Más tarde, poco después de que Shamuradov fallase un penal en el 85, Jang Song-Hyok sentenció el choque, también desde los once metros.

Pak, la estrella en ciernes

Todo el plantel de la RDP de Corea causó sensación como equipo, pero destacó especialmente el centrocampista Pak Nam-Chol, autor de tres goles y elegido mejor futbolista de la prueba. El jugador, de 26 años, que ya rindió a un buen nivel en los tres partidos de su país en la última Copa Mundial de la FIFA, continúa creciendo en el panorama internacional. En la malograda competición preliminar de la zona asiática para Brasil 2014, marcó el solitario tanto del triunfo contra Tayikistán, y posteriormente también el de la victoria frente a una selección japonesa ya clasificada, lo que demostró el empuje del equipo.

Siguió por la misma senda en la Copa Desafío de la AFC, al ver puerta en los tres partidos de la fase de grupos y contribuir así a la cómoda clasificación de los suyos para las semifinales. Aun con la conquista de este segundo trofeo asiático, Pak lamentó el adiós prematuro de su equipo en la competición preliminar mundialista.

“Estoy muy satisfecho por haber ganado el premio al mejor jugador, por supuesto”, declaró. “Pero lo más importante es que el equipo se ha proclamado campeón y estará en la próxima Copa Asiática. De todas formas, es evidente que no se puede comparar la Copa Desafío con el Mundial, un torneo en el que participan los mejores equipos del mundo. Es una sensación bastante distinta”.